Annette Messager
 Entre la colección y la reconstrucción

 Yo colecciono, tú coleccionas y ella también colecciona. El coleccionar es tan antiguo como el hombre, casi como un instinto básico. Parece algo propio de niños, pero sin embargo se traduce en adultos como algo propio de personas aplicadas, organizadas y cuidadosas. Podemos coleccionar toda una vida, de hecho suele pasar, y vamos añadiendo a nuestra colección, nuestro pequeño gran tesoro, a medida que crecemos y envejecemos. Aunque cambien nuestros gustos y preferencias o tengamos una vida más difícil, la colección poco a poco se va nutriendo con nuevas cosas. Una colección puede convertirse en una pasión personal, algo muy íntimo. No es de extrañar que esta base del coleccionismo sea unos de los pilares de la artista francesa Annette Messager.

 En sus comienzos, empezó a utilizar elementos repetitivos que coleccionaba en sus obras, tales como pájaros disecados y fotografías. Estas fotografías las exhibía en álbumes de distinta temática. En general su propia vida era mostrada como un proyecto, como un proyecto de vida realmente, por ejemplo el álbum que construyó con su marido en sus vacaciones añadiendo a sus fotos recuerdos y postales del momento que fueron adquiriendo.

Album
Album

 Sus álbumes no fueron todos tan triviales, algunos como Niños con ojos borrados,suponían una gran colección de fotos de niños a los que intencionadamente se les había borrado los ojos, en una metáfora asociada a la muerte. Estos álbumes fueron el disparadero en parte de su ascensión artística. Personalmente, la colección y repetición de elementos la considero muy autobiográfica, es decir, hacer que tu vida o tus pensamientos cotidianos plasmados, se representen en una obra de arte y esta trascienda, ¿no es una manera de revivir y conservar un recuerdo? ¿Sentía alguna necesidad de tener esas parcelas de su vida en constante revisión y atesoradas? 

Mes Voeux
Mes Voeux

 Estas preguntas podrían ser respondidas con otra muestra de su trabajo que me gustaría destacar. Son obras en su mayoría fotográficas enmarcadas, que en una composición muy elaborada, actúan como cuerpo de una figura compacta vista desde lejos. A través de cuerdas y enganches, realiza formas como círculos o corazones con esos marcos y fotografías que debe estudiar con precisión.

 En el fondo estos fragmentos vuelven a recordarnos esa forma tan particular para ella de construir su obra, donde a través de pequeños fragmentos llega a la obra definitiva. Igual que muchos recuerdos en nuestra memoria crean nuestra vida. ¿No es en el fondo coleccionista de su recuerdos? Es pasado y presente, fragmenta y recompone, es como si se perdiese y se encontrase en su obra. Como muestra muestro Mummy, una obra compuesta por fotografías de su madre ya fallecida como homenaje.

Mummy
Mummy

 Esta forma de actuar rescatando su pasado y creando minuciosamente su obra, la retoma entre sus etapas más actuales. Como si de un juego de niños se tratase, colecciona piezas infantiles a las que va dando forma. Son objetos cotidianos descontextualizados que en su juego, los transforma y obtiene algo con un trasfondo extraño y misterioso, donde desaparece lo infantil dejando paso a algo que suponemos muy trascendental. 

Doomestic (detalle) – 2000
Doomestic (detalle) – 2000

 En este blog de las empoderadas no podía faltar la pincelada erótica y de reivindicación irreverente femenina. Irreverente pero casi como lo anterior, algo infantil que sabiendo manejarse en los efectos que produce al espectador nos entrega unas obras que nos turba al mirarla, dejando claro el mensaje. 

La femme homme
La femme homme

annette, annettemessager arteautobiográfico, colección, empoderada, empoderadadelarte, empoderadas, feminismo, framentación, messager, mujerartista, artefemenino, artereconstrucción, artecontemporaneo, artistas