Frida Khalo
 Entre lo autobiográfico y el simbolismo

 La Mexicana, desde su cama, con sus dolores, contaba su vida. La contaba utilizando como medio la pintura, su gran pasión y única alegría. Día tras día empotrada en una cama, después de la lucha médica, ilustraba su biografía a través de lo simbólico.

 Lo maravilloso de la pintura de Frida Khalo, es que podemos conocer toda su vida viendo sus cuadros. Su sufrimiento en la vida, el desengaño con su matrimonio, su frustración maternal, su pasión por la política y en definitiva los problemas más humanos...

Mi nacimiento - 1932
Mi nacimiento - 1932

 Mi nacimiento de 1932 es una pieza maravillosa. En ella, la maternidad como protagonista da paso a tres generaciones que aparecen como unidas por un cordón mágico e intemporal. Su madre yaciente tapada en clara alusión al fallecimiento de esta. La cabeza de la artista recién salida del útero materno. Y la sangre roja en contraste con la blanquísima sábana, que ha formado un gran charco en el que se preveé caerá la nueva criatura, como si a su vez ella fuera su hijo abortado. El cuadro es el mejor ejemplo de la producción de Frida Khalo, como lo que la rodeaba y padecía era la temática de su obra. Con un lenguaje popular y sencillo, era capaz de describir lo sentimientos más intensos. 

#arte #autobiografico #femenino #frida #fridaKhalo #khalo #mexico #artemexicano #empoderadas #empoderadasdelarte #mujer #mujerpintora #pintora #mujermexicana #surrealismo 

Galería de imágenes