Niki de Saint Phalle
 Sus Nanas entre lo naíf y lo reivindicativo

 Introduce un texto aquí...Sus Nanas gigantes la preceden, graciosas, grandiosas y voluptuosas, encajadas entre los movimientos naíf y pop. Precisamente esas Nanas que le dan la fama son las que hacen que sea ninguneada como artista, una de las grandes incomprendidas, Niki de Saint Phalle.

 Mujer, aristocrática, relativamente famosa en los medios de comunicación, encasillada en movimientos artísticos "fáciles", con una iconografía simpática, un uso total del color y de los materiales brillantes, la aplicación de su obra como merchandising, etc.Toda una mezcla que se usó para tergiversar y no poner en valor, hasta hace relativamente poco en la historia del arte, el mensaje que hay detrás de su obra. Han sido necesarias varias grandes exposiciones dedicadas a la artista para volver a encontrar el sentido reivindicativo que tuvo en origen su trabajo.

 Siendo sincero, yo también conocí su obra gracias a una de sus Nanas, una bañista muy alegre que utilicé como portada para un trabajo del máster. Pero no me pregunté el porqué de estas mujeronas gigantes y coloridas, hasta hace unos años cuando una amiga me envió una foto de su obra Crucifixion, en el Centre Pompidou de Paris, cuando empecé a investigar y a comprender que las nanas solo eran una parte de su producción y debía haber mucho mensaje (sobretodo feminista) por conocer de esta mujer.

Nana Bañista
Nana Bañista

 Esa reivindicación feminista lo encontramos principalmente en las nanas, que según leí en alguna entrevista, era una manera de "ridiculizar" al hombre debido a su grandísimo tamaño, y así promover una sociedad matriarcal, olvidando la sociedad patriarcal que consideraba condenada al fracaso. La Crucifixión o la Mariée son otros buenos ejemplos de este mensaje y no son necesariamente tan naíf como las Nanas. 

Crucifixion y La Mariée
Crucifixion y La Mariée

 En esa misma línea encontramos Tea Party, figuras más deformes que reformulan el concepto de mujer maternal, las cuales tienen intención de devorar a sus hijos igual que ellos harán con los suyos. Y ya que va cobrando importancia lo feminista hay que recordar la instalación Ella es una catedral, del año 1966 en Estocolmo, una gigantesca nana de 29 metros de largo, concebida como espacio de actividades. Lo curioso de esta instalación y lo que provocó a los sectores más tradicionalistas, era que todos los espectadores debían entrar por su vagina, porque en el fondo, esa penetración de los visitantes, hacía real lo simbólico y dejaba claro el sufrimiento y el rol que la sociedad dejaba a las mujeres. 

 Por último es necesario recordar, que deudora de su tiempo, como muchas otras, pero Niki de Saint Phalle especialmente, se lanzó al happening dándose cuenta de la importancia visual de esta aplicación artística. Famosos son sus disparos con una intención completamente reivindicativa y provocadora, que consistía en disparar contra bolsas de pintura recubiertas de yeso, que al explotar manchaban la tela o la obra de turno. Con esto puede verse claramente que su obra no era algo meramente decorativo sino que además de todo lo anterior era una mujer comprometida social y políticamente.

 Su última obsesión fueron los espacios naturales. Comenzó a crear o mejor dicho a "regalar", pues ella misma los costeaba, jardines a distintas poblaciones, influida por el Parc Güell de Gaudí, realizó distintos jardines como; El Jardín del Tarot en la Toscana o el Parque de la Reina Califia en San Diego. También en el ámbito del espacio público, creó la Fuente de los Autómatas, junto al Centro Pompidou de Paris.

#arte #escultura #empoderadas #empoderadasdelarte #mujerartista #artistafrancesa #artefrances #femenino #naíf #nikidesaintpalle #popart #nanas

Galería de imágenes